Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) se aplican en todos los procesos de elaboración y manipulación de alimentos.

son un conjunto de procedimientos, instrucciones y normas que una empresa aplica para producir alimentos saludables para sus clientes.

 

Un sistema de BPM tiene en cuenta:

1.Correcta Higiene del personal

2. Seguimiento a la salud del personal

3. Control de la limpieza y desinfección de los utensilios, menaje, equipos y áreas.

4. Control de proveedores

5. Mantenimiento de los equipos, utensilios, etc.

6. Capacitación del personal

7. Programar fumigaciones y limpieza de tanques

8. Calibración de los dispositivos de medición

9. Buenas Prácticas de almacenamiento

10. Control de la cadena de frío.

 

 

Beneficios de la certificación

La certificación BPM permite lo siguientes beneficios:

 

  • Garantizar una producción de alimentos saludables e inocuos
  • Mejorar la seguridad alimentaria, la trazabilidad y la calidad del producto
  • Generar nuevas oportunidades de ventas y acceso a nuevos mercados
  • Sumar valor a sus productos, aumentando la confianza de sus clientes
  • Agilizar la aplicación de HACCP y cualquier otro Sistema de Gestión (Calidad, Inocuidad alimentaria, medioambiente, etc..)